Películas en inglés para niños

Una de las claves de la pedagogía moderna es que aprendemos más fácilmente si nos divertimos. Este principio es más fácil de aplicar al aprendizaje de la lengua que a otras materias: si se estudia inglés, se aprende muchísimo estando en contacto directo con el idioma o viajando. No es el caso, por ejemplo, si se quiere aprender a resolver ecuaciones.

En particular, para los más pequeños, es importante encontrar una manera de transmitir este aprendizaje captando su interés porque su capacidad de concentración no está tan desarrollada todavía. Si se aburren acabaran perdiendo rápidamente el interés y aprendiendo poco. Por eso, es importante ponerlos en contacto con el inglés lo antes posible, ya que en los primeros años de vida el aprendizaje de una lengua extranjera se produce de manera natural.

Por qué ver películas en inglés

Ver películas y dibujos animados en inglés es una manera ideal para entrar en contacto con la lengua y aprender, sobre todo para los niños. Todos sabemos que adoran ver dibujos; ver películas y dibujos animados en inglés es una manera de estimularlos y transformar uno de sus pasatiempos favoritos en un momento de aprendizaje.

Las películas ofrecen la posibilidad de entrar en contacto con situaciones culturales auténticas sin necesidad de salir de casa; es una de las maneras más rápidas de sumergirse en otra cultura. Esto también es válido en el caso de las lenguas: el inglés hablado por personajes reales y las expresiones que aparecen en las películas son las mismas que escucharías en Londres o Nueva York. Este aspecto es particularmente importante para los niños, ya que durante la infancia el cerebro aprende de una manera muy simple “adquisición”. Cuando hablamos de los dibujos animados, la ventaja es que la pronunciación es siempre mucho más clara y el modo de hablar es más fácil de entender.

Cómo usar los subtítulos

¿Cuál es el mejor modo de ver una película o dibujos animados en inglés? ¿Cómo aprovechar al máximo la posibilidad de aprender? Especialmente en el caso de los niños que ya saben leer, los subtítulos son un instrumento muy útil. Pretender entenderlo todo solamente escuchando es muy difícil, los subtítulos facilitan la comprensión y ayudan a desarrollar la capacidad de lectura y de escucha. A día de hoy, los subtítulos están disponibles para cualquier película o dibujos ya sean en DVD o en sitios como Youtube, Netflix o Amazon Prime.

¿Es mejor usar subtítulos en castellano o en inglés? Los subtítulos en inglés son más útiles porque permiten sumergirse completamente en la lengua extranjera y leer las expresiones inglesas sobre la pequeña pantalla además de escucharlas; estos factores ayudan mucho al aprendizaje. Los subtítulos en castellano de películas nos brindan un contacto con el inglés menos directo y desvían el aprendizaje del idioma. Puede ser útil en una fase inicial, para principiantes absolutos que empiezan a escuchar la lengua de forma gradual; sin embargo, en seguida que sea posible, os recomendamos que paséis a los subtítulos en inglés.

Cómo escoger películas y dibujos animados en inglés para niños

¿Qué películas o dibujos elegir? Al principio es importante escoger dibujos divertidos y estimulantes que les gusten, ya que, como hemos dicho previamente, mantener el interés y evitar que se aburran es fundamental para aprender. Las películas y los dibujos deben adaptarse a la edad de cada espectador y adecuarse a su nivel de inglés para que no pierdan la motivación ante un nivel demasiado difícil. Para empezar, un buen truco es ver una película o unos dibujos que ya conozcáis, pero en inglés: será mucho más fácil de entender y el hecho de ya conocer la historia os permitirá poderos concentrar más en la lengua.

Las mejores películas para niños en inglés

¿Necesitáis alguna sugerencia para empezar? Aquí os presentamos algunas películas y dibujos animados que más se presentan al aprendizaje del inglés para niños.

Finding Nemo (Buscando a Nemo en su versión española) – La historia de Nemo, un pez payaso que va a la descubierta del mundo, presenta unos diálogos claros y situaciones en las cuales se usa un vocabulario muy simple. Por ejemplo, cada vez que Nemo encuentra un nuevo personaje, los pequeños podrán escuchar los saludos y aprenderán las expresiones para pedir ayuda o solicitar indicaciones. Además, es ideal para aprender el nombre de otros tantos animales.

Finding Nemo

Peppa Pig – es muy recomendable para los más pequeños, ya que su vocabulario es muy simple y con muchas repeticiones.

Peppa Pig

Mary Poppins – un clásico atemporal con muchísimos personajes que hablan diferentes variedades de inglés permitiendo familiarizarse así con diferentes pronunciaciones. Los personajes principales hablan un inglés estándar con pronunciación British, algo que no es fácil de encontrar en otras películas famosas para niños. Además, aparecen muchísimas canciones pegadizas que se pueden aprender incluso una vez acabada la película. Para quien prefiera las películas más modernas, también se puede ver la adaptación de 2018, Mary Poppins Returns (El regreso de Mary Poppins en la versión española).

Mary Poppins

Toy Story – otro clásico para niños y adultos con un lenguaje accesible. Hay muchísimos personajes que vienen de mundos diversos (como el cowboy, el dinosaurio o el astronauta), por lo que el vocabulario y las expresiones tocan diversos contextos y argumentos.

Toy Story

Akeelah and the Bee (Akeelah contra todos en la versión española) – esta película narra la historia de Akeelah, una niña de 11 años de Los Ángeles que participa en el concurso nacional de ortografía. Es una película de gran utilidad para quien aprende inglés por dos razones: primero porque da a conocer a los espectadores un evento importante de la cultura académica americana: los concursos de ortografía. Segundo porque profundiza sobre el aspecto lingüístico: la ortografía en inglés no es tan instintiva como en castellano porque la pronunciación no se corresponde siempre con la grafía de la palabra (¡por este motivo se celebra el concurso!). En esta película, los niños podrán escuchar y leer la escritura correcta de infinidad de palabras.

Akeelah and the Bee  

Start watching!

En conclusión, ver películas o dibujos en inglés es una manera ideal para que los niños y niñas entren en contacto con la lengua desde los primeros años de vida y para aprender de un modo divertido. Las películas simulan situaciones reales, también desde el punto de vista lingüístico, por lo que permiten a los más pequeños conocer la lengua y la cultura auténtica en contextos diversos. Este acercamiento al inglés los ayudará enormemente a conocer el idioma y aprenderlo con mayor facilidad. Hay películas y dibujos animados para todos los niveles, por lo que nunca es demasiado pronto para aprenderlo. Para facilitar la comprensión y el aprendizaje, los subtítulos (¡mejor en inglés!) son un recursos valiosísimo y muy fácil de usar. Enjoy the movie!

Compártelo en >